LA DIÓCESIS PIDE SEGUIR COLABORANDO CON
LOS MISIONEROS Y MISIONERAS UBICADOS
EN LOS PAÍSES MÁS POBRES
 
Desde el Secretariado de Misiones de Orihuela-Alicante se viene observando un descenso de las aportaciones en los últimos años
 
 

Este domingo 23 de octubre se celebra la Jornada Mundial del Domund, que tiene lugar todos los años a la vez en todos los rincones del mundo. En esta ocasión el lema escogido es “Así os envío yo” y se busca valorar y ayudar a los misioneros y promover la sensibilidad y predilección hacia los más pobres y necesitados.

 

La Diócesis de Orihuela-Alicante tiene más de 160 misioneros y misioneras (sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos y laicas) distribuidos en los cinco continentes. Es la presencia de la Iglesia diocesana de Alicante en el mundo entero. Están entregando su vida al servicio de los hombres, solidarizándose con los más pobres, compartiendo su misma vida y ayudándoles a través de numerosos proyectos de solidaridad gracias a las aportaciones que generosamente se hacen en estas campañas llamadas “misioneras” como es la que celebramos este domingo, día del Domund. “No podemos olvidar que detrás de todas estas campañas existen misioneros con proyectos ilusionantes en los que trabajan y necesitan de nuestra complicidad y nuestro empuje continuo” explica el administrador del Secretariado Diocesano de Misiones, Manuel Juan González Lozano.

 

Todas las ofrendas recogidas por las Obras Misionales Pontificias de todos los países del mundo constituyen un Fondo Universal de Solidaridad para dar vida a un programa de ayuda universal. Su finalidad es el apoyo económico a las misiones en sus esfuerzos de desarrollo, social y educativo.

 

Característico de las Obras Misionales Pontificias es el hecho de que lo recaudado en un año se envía a misiones al año siguiente en su totalidad. Al respecto se han hecho públicas las cifras de la Diócesis de Orihuela-Alicante que, pese a seguir mostrándose muy solidaria ha sufrido un descenso de las donaciones aportadas debido a la situación generalizada de crisis que se está viviendo en la provincia.

 

De este modo la aportación de Orihuela-Alicante al Domund 2011, gracias a las donaciones obtenidas durante todo el 2010, va a ser de 285.740,40€, 25.765,99 euros menos que en 2009, año en el que se recaudaron 311.506,39 €

 

En cuanto a la recolecta por Vicarías dentro de nuestra Diócesis podemos especificar que dicha cuantía se ha recaudado de la siguiente manera: 56,113,90 € proceden de la Vicaría I (Vega Baja), 58.561,45 € de la Vicaría II (Alicante y Mutxamel), 15.996,82 € de la zona III (Bajo Vinalopó-Elche), 39.786,91 € de la Vicaría IV (Alto y Medio Vinalopó y Foia de Castalla), 25.335,08 € de la Vicaría V (La Marina) y 89.946,24 € de donaciones de colegios, comunidades religiosas, particulares y otras colectas.

 

Según explica el administrador del Secretariado Diocesano de Misiones, Manuel Juan González Lozano, “desde hace unos años la colecta del Domund va en descenso y analizando las razones echamos la culpa a la crisis, y no falta razón, afecta a todas las economías, incluidas las familiares de forma muy severa. Pero por ello pedimos a los alicantinos que piensen de qué forma está afectando esta crisis en países en desarrollo, en comunidades donde la pobreza y la escasez de alimentos son patentes. No podemos abandonarles ni a ellos, ni a los misioneros y misioneras que cada día viven las mismas condiciones que las comunidades en las que están, soportando guerras, luchando contra el hambre y llevando la Palabra de Dios a todos los rincones del mundo sea cual sea la realidad en la que tienen que trabajar. Pedimos pues un esfuerzo de todos en esta campaña 2011”.

http://misionesorihuela-alicante.blogspot.com/

descargar fichero