Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante, como la entidad que organiza la acción caritativa de la Iglesia Diocesana, nos sumamos a las declaraciones que tanto la Conferencia Episcopal[1] como Cáritas Española[2] han hecho en los últimos días, y por supuesto, nos adherimos al llamamiento que el papa Francisco dirigió el pasado domingo a las “parroquias, las comunidades religiosas, los monasterios y los santuarios de toda Europa”, acogiendo una familia de refugiados”.

Resumimos los puntos principales a continuación:

  1. Es necesario enfocar el hecho migratorio con un enfoque integral y geográfico, mediante una actuación que combine la acción humanitaria y la promoción de procesos de acogida e integración en la medida de las posibilidades y según la realidad de las personas. En definitiva, lo que se pretende es una labor de promoción y acompañamiento lo más integral posible.

 

  1. La Confederación Cáritas Española está desde el primer momento al lado de la población afectada y de las Cáritas locales. Es necesario recordar que Cáritas y otras entidades de Iglesia vienen trabajando sobre esta realidad desde hace años. Los hermanamientos y apoyos en proyectos de cooperación hacia las Cáritas Nacionales de los países del Este son parte de una estrategia de cooperación que se vienen desarrollando hace años; por tanto, no son algo nuevo. Nuestras Cáritas hermanas vienen advirtiendo en Serbia, Grecia, Macedonia, etc, de estos acontecimientos y de las consecuencias en las personas. Ese camino debemos seguirlo fortaleciendo.
  2. Como señaló Cáritas Española en su nota de prensa del 02 de septiembre, “No estamos solo ante una crisis humanitaria, sino que la situación evidencia un fracaso absoluto de las políticas migratorias europeas y de cooperación que únicamente han estado preocupadas por cerrar las fronteras a cualquier precio sin preocuparse ni de las personas, ni de la protección de sus derechos humanos. Es necesario cuestionar, frente a la sociedad, nuestra actual Agenda Europea de Inmigración y Cooperación; ahí se encuentra una de las causas principales del problema”.

 

  1. No es solo una crisis de refugiados. No podemos ni debemos quedarnos solo en una respuesta de emergencia a todas esas personas que, efectivamente, necesitan de nuestra protección. El mensaje más escuchado en estos días es el de “refugiados sí, migrantes no”. Nosotros debemos ser capaces de romper ese mensaje trasladando a la opinión pública y en nuestros espacios eclesiales, un mensaje en el que abordemos la complejidad de las causas comunes que motivan la movilidad humana (refugio y migraciones).

 

  1. No podemos dejarnos llevar por la falta de coherencia en los mensajes que estamos escuchando, ni tampoco por las cortoplacistas respuestas políticas ante esta realidad. Debemos abordar esta realidad de forma conjunta como ámbitos inseparables, refugio e inmigración. Es necesario alertar a la sociedad yendo más allá del sensacionalismo que transmiten noticias aisladas e inconexas y tomar conciencia de las causas que producen sin interrupción estos hechos dramáticos de movilidad (migración y refugio).

 

Por todo ello Cáritas Diocesana de Orihuela-Alicante plantea las siguientes acciones:

 

  1. Esperamos a que desde Cáritas Española junto con las otras entidades de la Iglesia arriba citadas se vayan indicando las próximas acciones a realizar, tanto de coordinación de una respuesta efectiva hacia los refugiados, como acciones de sensibilización y oración destinadas a reclamar a las instituciones internacionales y de la administración española, en sus diferentes niveles, una respuesta adecuada que esté a la altura del reto que supone esta crisis.

 

  1. Es importante en estos momentos realizar una acción conjunta y coordinada, eficaz y transformadora de la realidad y, por tanto, hasta que se estructure una respuesta clara, invitamos a todas las parroquias y a los equipos parroquiales a mantenerse a la espera y con sentido de unidad y coordinación.

[1] Nota de prensa del pasado 3 de septiembre “Por una mayor generosidad en la acogida de los refugiados y desplazados en Europa”

[2] “ES NECESARIO UN CAMBIO EN LA POLÍTICA MIGRATORIA: EL CONTROL Y EL MIEDO NO SON
ACEPTABLES”. Nota de prensa conjunta de Cáritas, CONFER y Justicia y Paz. 02 de septiembre 2015