Lunes, 10 de mayo de 2010

 

LOS SACERDOTES DE LA DIÓCESIS CELEBRAN EL DÍA DEL CLERO EN EL SEMINARIO DE ORIHUELA

 

Tres presbíteros diocesanos han pasado a ser “Monseñores” gracias al título otorgado por el Papa con motivo del Año Sacerdotal y a las puertas de la apertura del Año Jubilar por el V Centenario de la Catedral Orihuela

 

Han recibido homenaje todos aquellos que celebran sus “bodas de oro” y sus “bodas de plata”, así como los fallecidos en el último año

 

Esta mañana se han reunido, como es tradición, en el Seminario de Orihuela prácticamente todos los sacerdotes de la Diócesis de Orihuela-Alicante para celebrar el Día del Clero Español, que coincide con la festividad de San Juan de Ávila. Jornada además que este año ha tenido un motivo añadido de celebración ya que nos encontramos inmersos en la conmemoración del Año Sacerdortal.

Precisamente con motivo de este Año Sacerdotal y a las puertas de la apertura del Año Jubilar por el V Centenario de la Catedral de Orihuela el Papa Benedicto XVI ha otorgado el título de “Prelados de Honor de su Santidad” a tres sacerdotes de la Diócesis: D. Ginés Ródenas Murcia, D. Ildefonso Cases Ballesta y D. Vicente López Martínez. De este modo estos tres canónigos y formadores del seminario son a partir de hoy “Monseñores”. Según el Obispo Diocesano, Monseñor Rafael Palmero, “estos nombramientos honran a todo el clero de la Diócesis de Orihuela Alicante y más en el marco de esta jornada memorable de San Juan de Ávila, patrón de todos los sacerdotes”.

Por otra parte, en esta ceremonia se ha homenajeado a aquellos presbíteros que cumplen en 2010 sus “bodas de oro” y sus “bodas de plata”.

De este modo celebran sus “bodas de plata”, el veinticinco aniversario, D. Francisco Conesa Ferrer, D. Pedro Juárez Gil y D. José López López-Egea. Por su parte cumplen cincuenta años al servicio de la Iglesia, es decir, las “bodas de oro”, D. Antonio Marcos García, D. Antonio Cabrera Giménez, D. Ginés Ródenas Murcia y D. Juan Pérez Berná. Se unirá también D. Antonio Garzón González, sacerdote aragonés que trabaja desde hace años en la Diócesis.

Precisamente uno de ellos, D. Francisco Conesa Ferrer, Vicario General de la Diócesis, ha sido el encargado de dirigirse a todos los presentes desde el púlpito. Conesa ha hecho un balance de estos 25 años de sacerdocio destacando que para él “han sido un regalo, una respuesta a una llamada sentida desde los primeros años de la vida, una respuesta a la fidelidad de Cristo y un verdadero privilegio al poder ser instrumento vivo de Dios”. “Junto a todos vosotros estoy muy orgullo de pertenecer a este presbiterio de Orihuela-Alicante en lo que han sido 25 años apasionantes” ha añadido el Vicario General.

Se ha homenajeado también de una forma especial a los sacerdotes fallecidos en el último año: D. Olimpio Jiménez Martínez, D. Antonio Escrivá Fuster, D. Antonio Riquelme Martinez, D. Vicente García Correcher, D. Rafael Almira Estañ, D. Avelino Rodríguez Edra, D. Vicente Sánchez Gómez y D. Salvador Gregori Mayor.