Este sábado 16 de diciembrea las 17.00h en el Salón de Actos del Obispado, estará en Alicante Fabio Baggio, subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el desarrollo humano integral, sección establecida en 2017 y guiada por el momento personalmente por el Papa Francisco. Quien compartirá una conferencia titulada: “La Iglesia por un Pacto Global para las personas migrantes y refugiadas”. Esta conferencia versará sobre la creación del nuevo Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y los   con los que la Iglesia quiere contribuir en los Pactos Globales que deben acordarse a finales de 2018 en la ONU para hacer frente a los grandes movimientos  de personas: un pacto global sobre los refugiados y un pacto global para una migración segura, ordenada, regular y responsable por parte de todos los Estados.

Además del acto del sábado, el domingo 17 de diciembre, a las 11.00h se celebrará una Eucaristía contando con su presencia en la Parroquia Virgen del Remedio de Alicante. Y, al día siguiente, el lunes 18 de diciembre, a las 11:00 h tendrá un encuentro con sacerdotes. 

 

FABIO BAGGIO, misionero scalabriniano,  director del Instituto Internacional de Migración Scalabrini (SIMI) en Roma, profesor titular de la Pontificia Univesitas Urbaniana en Roma, Italia; un profesor visitante en la Universidad de Valencia en Valencia, España, así como en la Universidad Autónoma de Zacatecas, México. También  Director de la Oficina de Desarrollo de SIMN para Europa y África.  Fue asesor de la Comisión Episcopal de Migraciones de Chile (INCAMI) en Santiago de Chile (1994-1996) y director del Departamento de Migración de las Arquidiócesis de Buenos Aires (1997-2002). También fue director del Scalabrini Migration Centre (SMC) en Manila, Filipinas (2002-2010).Obtuvo su licenciatura en Filosofía en la Facultad de Filosofía “Scalabrini” en Loreto (Italia) en 1986 y su licenciatura en Teología en la Pontificia Universitas Gregoriana en Roma en 1991. En la misma universidad, Fabio completó su maestría (1994) y su doctorado en Historia de la Iglesia (1998), con especialización en Historia Contemporánea. En sus palabras: “Sufrimos esta globalización de la indiferencia en la que parece que después de una primera noticia o una segunda noticia, todo nos resbala tanto en nuestro corazón como en nuestra conciencia. En este sentido, el Papa nos ha pedido una atención particular a las ví­ctimas, a quienes sufren dramáticamente esta experiencia migratoria”.