Gracias a la solidaridad y concienciación de las gentes de Orihuela-Alicante, se ha destinado a la ayuda internacional durante todo el año pasado, a través de la Fundación Diocesana Misión y Promoción, la cifra de 144.757,88 euros. Con estas colaboraciones se han puesto en marcha y mantenido principalmente proyectos de promoción humana, salud, desarrollo infantil o formación.

Entre dichos proyectos destaca el envío de ayuda para un asilo y una posta médica en Casma (Perú), el sostenimiento del programa socioeducativo para niños en situación de riesgo “Paso a paso” en Honduras, el equipamiento de una escuela en El Congo, el mantenimiento de una guardería en Egipto o diversos programas de formación, entre otros. En total una veintena de proyectos llevados a cabo principalmente en Perú pero también en Honduras, Rwanda, China, El Congo, Chad, Egipto y República Dominicana por misioneros y misioneras, religiosos y laicos, de la Diócesis de Orihuela-Alicante.

Estos datos se hacen públicos en el marco de la Jornada del Misionero Diocesano que se celebra este domingo 10 de abril y que en esta ocasión tiene por lema Misioneros diocesanos. Servidores de la Misericordia”. Así se recuerda de un modo especial a los misioneros y misioneras que han nacido en esta tierra y que se encuentran en la actualidad esparcidos por el mundo prestando servicio a las comunidades más necesitadas. También se pretende fundamentalmente dar a conocer el trabajo que están llevando en las zonas más necesitadas del mundo. En este sentido la labor de las parroquias y la colaboración de la gente desde la Diócesis está siendo vital para dar respuesta y ofrecer una valiosa ayuda económica a los proyectos humanitarios que están liderando.

CARTA DEL OBISPO MONSEÑOR MURGUI: 

descargar fichero