LOS DESEMPLEADOS Y SUS FAMILIAS SE CONVIERTEN EN EL COLECTIVO MÁS VULNERABLE DE LA SOCIEDAD ALICANTINA
 
La Delegación de Acción Social y Caritativa de la Diócesis de Orihuela-Alicante ha elaborado un informe que analiza la crisis desde el punto de vista de las víctimas
 
Esta mañana se ha presentado el informe “¿Dónde está tu hermano? Relectura de la crisis en la provincia de Alicante desde las víctimas”, elaborado por la Delegación de Acción Social y Caritativa de la Diócesis de Orihuela-Alicante.Este trabajo muestra principalmente un análisis de la situación actual en la provincia de Alicante poniendo el foco principalmente en aquellos colectivos de nuestra sociedad que peor están sobrellevando la crisis económica por la que atraviesa el país. Las causas de dicha crisis, la población más vulnerable o las dificultades de acceso a la vivienda son algunos de los puntos que en él se analizan.
 
En la presentación se ha contado con la presencia del Delegado Diocesano de Acción Social y Caritativa, D. Lucio Arnáiz, la Secretaria de Cáritas Diocesana, Dª. Cecilia Alegre y el Director del Secretariado Diocesano de Migraciones, Asti-Alicante, D. Fidel Romero.
 
De este informe se desprende que a día de hoy el colectivo más vulnerable es el de los desempleados y sus familias. También siguen en situación de riesgo los inmigrantes, a los que el paro les ha generado una situación mucho más dramática ya que en la mayoría de los casos no tienen derecho a paro porque no han cotizado por ellos.
 
Por otra parte el acceso a la vivienda también se está agravando propiciándose una problemática generalizada en la que muchas personas están perdiendo su vivienda por impago de la hipoteca o el alquiler derivando a la formación de guettos por la concentración masiva en determinados barrios.
 
A esto hay que añadir, siempre según este informe, la falta de información y recursos para acceder a las viviendas públicas o de protección oficial. Según Cecilia Alegre, Secretaria de Cáritas Diocesana, “falta planificación y estrategia desde las diferentes instituciones y en muchos casos está desapareciendo la capacidad ahorrativa por lo que en muchas familias falta seguridad y estabilidad ante la imposibilidad de cerciorarse un futuro”.
           
Ante esta situación, esta Delegación Diocesana, propone “actuar”, desde todos y cada uno de los colectivos que conforman la sociedad. En este sentido Fidel Romero, Director del Secretariado Diocesano de Migraciones, ha planteado que “hay que aprovechar la crisis para fomentar la participación entre los diferentes agentes sociales alicantinos, dando prioridad al pleno empleo y redistribuyendo el trabajo existente ya que consideramos que el trabajo es un bien común que además dignifica a las personas”. “La atención preferencial a los pobres debe ser otra de las principales prioridades” ha añadido Fidel Romero.
 
En este sentido el Delegado de Acción Social y Caritativa, Lucio Arnáiz, ha señalado que “frente a la crisis todos tenemos algo que hacer”. “Afrontamos la situación actual con esperanza ya que creemos que otra economía y otra sociedad son posibles” ha añadido Lucio Arnáiz.

descargar fichero