LA RESIDENCIA ALICANTINA VIRGEN DEL REMEDIO SE TRASLADA DEL BARRIO DE BENALÚA A LA ZONA PAU 2
 
El conocido como “Asilo de Benalúa” cambiará su ubicación en los próximos meses con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los residentes y adaptarse a la normativa vigente
 
El Obispado ha adquirido un nuevo edificio, junto al Instituto de San Blas, duplicándose además el número de plazas que este centro oferta
 
Esta mañana se han presentado las nuevas instalaciones de la Residencia de Ancianos Virgen del Remedio que se traslada del barrio de Benalúa a la zona Pau 2 en los próximos meses.  En la presentación se ha contado con las intervenciones del Vicario General de la Diócesis, D.Francisco Conesa, la Directora del Centro e Hija de la Caridad, Sor Mª Ángeles Garmendia y la administradora y Gerente de la Residencia, Dña. Amparo Pastor.
 
El Vicario General, ha resaltado que “el personal va a ser el mismo garantizándose la calidad humana que ha venido caracterizando a esta residencia durante tantos años”. “Sentimos nostalgia de irnos de Benalúa porque llevamos mucho tiempo allí pero este cambio era necesario para preservar esta obra social tan bonita para Alicante y mantener y mejorar las condiciones de calidad de vida de los residentes” ha añadido Conesa.
 
Este cambio de ubicación es la respuesta del Obispado a la necesidad de adaptar el actual edificio a la legislación autonómica vigente para centros de mayores (lo que supondría una fuerte inversión económica y la necesidad de reubicar a los residentes durante las obras). Por lo que se opta por adquirir este edificio y vender al anterior para sufragar los gastos de adquisición del nuevo. De este modo no sólo se mejora la calidad de vida de los residentes sino que se ganan nuevas plazas, ya que con el nuevo edificio se duplica el número de plazas que Virgen del Remedio podrá ofrecer.
 
El nuevo inmueble
Se trata de un edificio de nueva construcción, situado en Avda. Isla de Corfú, s/n. (junto al IES de San Blas). Consta de planta baja, y tres plantas, con una superficie total construida de 6.567 m2. y una superficie útil de 4.981 m2.
 
El edificio ha sido construido según la legislación vigente para centros de personas mayores. Tiene una capacidad para 140 residentes con 92 habitaciones, por lo que esta Residencia alicantina duplica sus plazas ya que el actual edificio sólo disponía de 70.
 
La Diócesis de Orihuela-Alicante ha realizado una fuerte inversión económica para garantizar la continuidad del Asilo de Alicante. El nuevo edificio en el que se va a ubicar la Residencia Virgen del Remedio cuenta con mejores instalaciones y con mayor capacidad. Las Hijas de la Caridad seguirán atendiendo esta Residencia, como lo han hecho durante los últimos veinte años.

descargar fichero