ASTI-ALICANTE ALERTA SOBRE LOS FALSOS MITOS EN TORNO A LA LLEGADA DE PATERAS A LA PROVINCIA

 

Según un informe elaborado por el Secretariado de Migración de la Diócesis de Orihuela-Alicante sólo han llegado en patera hasta las costas alicantinas unas 300 personas desde 2007

 

“La inmigración irregular en Alicante no queda suficientemente representada por un grupo de personas desesperadas cruzando el mar”.Ésta es una de las principales conclusiones extraídas de Pateras y Fantasmas”, el último informeelaborado por el Secretariado de Migración de la Diócesis de Orihuela-Alicante (Asti-Alicante), documento que se puede consultar íntegramente en la webwww.asti-alicante.org.

 

El equipo del programa de investigación de Asti-Alicante ha realizado este estudio buscando respuesta principalmente a los interrogantes de cuál es la realidad de la llegada de pateras a las costas alicantinas y cómo se entiende el impacto que este fenómeno minoritario tiene en la percepción social sobre la inmigración irregular.

 

De él se desprenden, por tanto, datos tan concluyentes como que desde la detección de las primeras pateras en 2007 en la provincia de Alicante, la cifra de extranjeros que han llegado a las costas alicantinas, de forma clandestina por medio de pequeñas embarcaciones estaría, según la información disponible, apenas próxima a unas 300 personas. Menos del 1% sobre el total de extranjeros de terceros países en situación irregular, cifra que ronda las 42.000 personas, según datos recogidos en la actualización del informe sobre extranjeros en situación irregular en 2009 que Asti-Alicante acaba de reeditar.

 

Por ello, desde el punto de vista numérico, “no hay nada que justifique el convertir a este grupo, tan excepcional y minoritario, como arquetipo de la inmigración irregular y mucho menos de la inmigración en general”.

 

En Alicante la inmigración irregular llega fundamentalmente en avión y en autobús.Responde en buena parte a un perfil de personas extranjeras, que llegan a España con sus maletas, sus ilusiones y sus ahorros, atraídos en buena medida por la posibilidad de un empleo. Aunque, según el informe de Asti-Alicante en la actualidad este perfil se está modificando a causa de la irregularidad sobrevenida de familias enteras que no han podido renovar sus permisos de residencia y trabajo como consecuencia de la actual crisis económica.

 

Así pues, otras de las conclusiones del estudio es que “más allá de la esporádica llegada de pateras hay una realidad muy amplia, y también dura, de inmigrantes que llegaron de forma irregular por otros canales o a los que la irregularidad les ha sobrevenido como consecuencia de la actual crisis”.

 
UN FALSO MITO
 

La idea de realizar “Pateras y Fantasmas” ha partido del trabajo de sensibilización “Aquí jugamos todos” que este Secretariado de la Diócesis de Orihuela-Alicante viene desarrollando en centros de secundaria de la provincia. Los responsables de este programa, constataban en su trabajo con adolescentes y jóvenes cómo las pateras ocupan un enorme espacio en su imaginario sobre las migraciones y cómo la mayoría de ellos creían, erróneamente, que éste era el principal medio de transporte de la inmigración irregular.

 

Conforme a datos del Ministerio del Interior en 2009 esta forma de entrada en España se redujo más de un 40% respecto al año anterior. Asimismo, la llegada de inmigrantes a España en patera en 2009 registra las cifras más bajas de la última década.