VIII ENCUENTRO DIOCESANO DE PASTORAL DE LA SALUD.
11 de junio 2006
La Virgen de la Salud y Crevillent, muy cerca de los enfermos.
 
El Secretariado de Pastoral de la Salud con el Ayuntamiento de Crevillent han organizado este VIII Encuentro Diocesano de Pastoral de la Salud, el pasado 11 de junio 2006, en el recinto municipal del Parc Nou, en el que participaron más de 700 personas, presidido por nuestro obispo, Mons. D. Rafael Palmero Ramos, responsable Nacional del Departamento de Pastoral de la Salud de la CEE, con la presencia del Sr. Alcalde y concejalías de Sanidad y Asuntos Sociales, colaboran la Diputación Provincial de Alicante, la Obra Social de Caja Murcia, la CAM y la Jijonenca. Con tres escasas semanas se puso en marcha la “máquina” organizativa, teniendo como base un grupo de jóvenes de la localidad. Acudieron al encuentro PROSAC, enfermos del Cotolengo, de San Rafael, visitadores, sacerdotes y enfermos de toda la diócesis, desde Calpe a Orihuela, de Alicante a La Encina.
Mencionar que tuvimos una participante en el encuentro muy especial, me refiero a la soberana Virgen de la Salud, portada por la Comisión de la Ermita que lleva su nombre, y acompañada por sus fieles devotos, hizo su entrada solemne en el recinto del Parc Nou siendo acogida devota y entusiastamente por todos los participantes, mientras se entonaba un canto mariano.
Bajo su atenta mirada trabajaron la encuesta de Pastoral de la Salud más de 40 grupos de visitadores, enfermos y profesionales sanitarios, que en algún momento requerían la colaboración del sacerdote que les acompañaba y hasta el Sr. Vicario General que recorría las mesas les echaba una mano.
La Eucaristía presidida por el Sr. Obispo fue concelebrada por doce sacerdotes, en donde se nos alentó en el “acompañamiento espiritual al enfermo” en el mismo día en que la Iglesia celebra la fiesta de La Stma. Trinidad, jornada “Pro Orantibus”. Al final de la misma se prolongaron los agradecimientos.
De diez esplendidas paellas confeccionadas por la asociación gastronómica mencionada,  dieron cuenta todos los participantes, los dones traídos de distintos lugares de la diócesis: chocolate, turrón, helados, dátiles y naranjas, se multiplicaban y sobraban.
Leídas las conclusiones del Encuentro, dadas por D. Fco. Beltrán, consiliario diocesano de PROSAC, se incidió en la necesidad de la escucha atenta al enfermo, una escucha que el respeto al enfermo, muchas veces pide sea silenciosa, aunque no digas nada, pero que el enfermo entienda que le importas, le acompañas desde lo suyo.
 
Para obtener la noticia con las fotos del encuentro descarguese el documento adjunto.

descargar fichero