EL OBISPO BENDICE ESTE DOMINGO LA IGLESIA DE
NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ EN LA URBANIZACIÓN
LA MARINA DE SAN FULGENCIO

Este templo se comenzó a construir en 2002 y tiene capacidad para unas 400 personas
 

Este domingo, 24 de julio, tendrá lugar la bendición de la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, ubicada en la Urbanización La Marina, en el término municipal de San Fulgencio, concretamente en la calle Alicante, número 2. La ceremonia, que dará comienzo a las 10:00 horas, será presidida por el Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, Monseñor Rafael Palmero.
“Se trata de un proyecto largamente acariciado por los residentes de esta urbanización”, explica Francisco Martínez Noguera, ecónomo de la Diócesis. Debido a la continua demanda y aspiración de los cristianos residentes en esta urbanización, se convino con el ayuntamiento de San Fulgencio, allá por el año 2000, la edificación de este templo que se ha desarrollado en varias fases. 
 
La primera piedra llegaba en agosto de 2002, de manos del anterior Obispo de Orihuela-Alicante, Don Victorio Oliver. Ya en abril de 2006 Monseñor Rafael Palmero celebró la primera misa en unas instalaciones todavía provisionales. Ahora, este domingo, se procederá a la bendición de este nuevo templo con el que se dota a esta urbanización de esta iglesia “construida y acondicionada gracias al esfuerzo hecho por esta comunidad de fieles para la que es una gran alegría esta ceremonia de bendición” explica el ecónomo diocesano. “Se culmina así un largo proceso en el que los cristianos residentes en esta urbanización han ido emigrando de local en local para poder celebrar la eucaristía” añade Martínez Noguera.
 
Se trata de una construcción moderna y vanguardista con capacidad para 400 personas, levantada en un solar cedido por el Ayuntamiento de San Fulgencio para cubrir una necesidad y un servicio que se venía demandando por los vecinos de esta urbanización durante muchos años atrás. El arquitecto ha sido Gonzalo Rodríguez Gálvez, durante muchos años el arquitecto municipal de esta localidad, y el aparejador, Antonio Sáez Alonso. Estará a cargo de esta nueva Iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Paz, el sacerdote Luis Yáñez. El nuevo templo cuenta también con locales anexos para llevar a cabo reuniones y actividades parroquiales y otro espacio al que se le está dando el uso de columbario.