“…Existe actualmente un abuso en las condiciones de trabajo que no toman en cuenta la necesaria atención familiar. La posibilidad de un empleo estable y no precario es un requisito para poder fundar una familia con un mínimo de seguridad…”
Instrucción Pastoral de la Conferencia Episcopal Española. 2001
Ponemos en tus manos el quinto “Cuaderno de Pastoral Obrera”. Está vez lo dedicamos a profundizar en la relación existente entre el trabajo y la familia.
Los secretariados de Familia y Vida y el de Pastoral Obrera estamos firmemente convencidos de que “El trabajo es el fundamento sobre el que se forma la vida familiar, la cual es un derecho natural y una vocación del hombre. Estos dos ámbitos de valores –uno relacionado con el trabajo y otro consecuente con el carácter familiar de la vida humana- deben unirse entre sí correctamente y correctamente compenetrarse. El trabajo es, en cierto sentido, una condición para hacer posible la fundación de una familia, ya que ésta exige los medios de subsistencia, que el hombre adquiere normalmente mediante el trabajo.” (Juan Pablo II. Laborem exercens, 10).
Para ayudarte a profundizar en tan sugerente cuestión te ofrecemos la ponencia que Mons. Rafael Palmero, Obispo de Orihuela-Alicante, presentó en las I Jornadas Diocesanas de Pastoral Obrera (26 y 27 de abril del 2008).

descargar fichero