LA IGLESIA DE ORIHUELA-ALICANTE DA A LOS POBRES CERCA DE DOS MILLONES DE EUROS EN EL ÚLTIMO AÑO 

 

La Diócesis presenta además, en el marco del Día de la Iglesia Diocesana,

sus cifras económicas del 2008
 

El próximo domingo 15 de noviembre se celebra el Día de la Iglesia Diocesana que este año tiene como lema “Somos parte de una Iglesia que acompaña y ayuda”. Ocasión además en la que la Diócesis quiere dar a conocer cuál es su situación actual y su realidad económica a día de hoy.

 

En la lucha contra el hambre se han recaudado en el último año desde Manos Unidas 902.118,87 euros. Y en cuanto a la ayuda para las misiones, desde el Domund se han percibido 361.802,34 euros. De otras colectas y aportaciones se han destinado para la ayuda social 706.913 €. Lo que suma un total de 1.970.834,21 €.

 

La Diócesis de Orihuela-Alicante cuenta en la actualidad con 350 sacerdotes que desarrollan su labor pastoral en 215 parroquias. Al mismo tiempo, 60 seminaristas cursan en estos momentos su formación sacerdotal en el seminario y 70 seglares se forman teológica y pastoralmente en el Instituto de Ciencias Religiosas.

 

Por otra parte; Orihuela-Alicante, tiene más de 96.200 alumnos en 51 centros educativos, también tiene asistidas a más de 1.000 personas en 14 casas para ancianos y enfermos y protege a 8.723 emigrantes, refugiados y prófugos.

 

A día de hoy la Diócesis tiene en acogida a 400 alumnos de acción preferente y 92 menores en situación de protección en el Centro de San José Obrero (Orihuela) y en la recién rehabilitada e inaugurada Casita de Reposo (Elche).

 

También se han puesto en marcha en los últimos meses desde Cáritas Diocesana programas de atención a drogadictos, enfermos de sida, pobres, familias desestructuras, mujeres maltratadas, ancianos e inmigrantes.

 
 
REALIDAD ECONÓMICA DE NUESTRA DIÓCESIS
 

En este sentido la Administración Diocesana aporta en el marco del “Día de la Iglesia Diocesana” las cifras económicas del 2008 con el objetivo de ofrecer sus cuentas de forma clara y transparente. La Diócesis tuvo unos ingresos el pasado año de 6.455.706,10 euros mientras que los gastos ascendieron a 7.390.419,70 euros.

 

Entre los principales gastos de la Iglesia Diocesana podemos destacar los 3.616.841,84 euros destinados a personal y Seguridad Social. De esos 7.390.419,70euros, 1.059.664,97van para ayuda de Parroquias, Seminarios de formación para los futuros sacerdotes, templos de nueva construcción, así como 500.000 euros destinados a la Casa Sacerdotal, residencia para los sacerdotes jubilados o sin residencia parroquial en Alicante. Otros 464.406,87 euros fueron dedicados en las actividades pastorales y al conjunto de necesidades de la Comunidad Diocesana.

 

La Diócesis destinó 429.043 euros al Fondo Común Interdiocesano, fondo de colaboración de todas las diócesis españolas, y necesita 1.320.463,02 euros para sufragar los gastos financieros, de funcionamiento, de asignación tributaria a la Hacienda Pública y poder cubrir las amortizaciones.

 

Los ingresos proceden en su mayoría de las aportaciones de las parroquias al Fondo Común Diocesano y de la Asignación Tributaria de donde sale cerca de la tercera parte del total, 4.900.509,4 euros. El resto se reparte entre ingresos por servicios, colectas extraordinarias, donativos o aportaciones de otras entidades al Fondo Común.