A instancias del Sr. Obispo de la Diócesis, el Santo Padre ha concedido un año jubilar con ocasión del seicientos aniversario de la aparición de San Roque. El jubileo se extiende desde el 16 de noviembre de 2008 al 16 de noviembre de 2009. La gracia jubilar se puede obtener peregrinando a la Ermita de San Roque o participando en alguna celebración jubilar en la Iglesia de San Martín. Se adjunta documento de la Penitenciaría Apostólica.

P E N I T E N C I A R I A A P O S T O L I C A

Prot. N. 887/08/I

BEATISIMO PADRE,

Rafael Palmero Ramos, Obispo de Orihuela-Alicante, junto con el clero y los fieles de la Parroquia de San Martin Ob. y de otras parroquias de la ciudad de Callosa de Segura, que se sitúan en el territorio de la Diócesis de Orihuela-Alicante, implora a Su Santidad que conceda indulgencia plenaria a los fieles que, excluyendo por completo todo afecto de pecado, purificándose con la confesión sacramental y recibiendo la Santísima Eucaristía, visiten devotamente la Ermita de San Roque, orando piadosamente por las intenciones de Su Santidad, con el fin de conmemorar dignamente el seicientos aniversario, de la aparición milagrosa de San Roque a un joven pastor en la falda del monte de la ciudad de Callosa.

El día 20 de octubre de 2008

La Penitenciaría Apostólica, con mandato del Sumo Pontífice, concede indulgencia plenaria a los fieles que, cumplidas las condiciones indicadas anteriormente, visitaran devotamente en peregrinación la Ermita que se encuentra fuera de la ciudad de Callosa y allí, ante la imagen de San Roque expuesta a veneración pública, con el espíritu atento, estuvieran en meditación durante un espacio de tiempo razonable, concluyendo con la Oración Dominical, el Símbolo de la Fe y la invocación a la Virgen María y a San Roque. Igualmente, los fieles podrán lucrar indulgencia plenaria, si participaran religiosamente en alguna celebración jubilar o pío ejercicio en honor del santo Patrón, bien en la misma Ermita, bien en la Iglesia de San Martín o bien en cualquier otro lugar determinado con consentimiento del Ordinario Diocesano.

Los ancianos, enfermos y todos los que por grave causa no puedan salir de casa, también pueden obtener indulgencia plenaria si, detestando todo pecado y teniendo intención de realizar, cuanto antes, las tres condiciones indicadas, si se unen espiritualmente a las celebraciones jubilares, ofreciendo a Dios misericordioso por intercesión de la Santísima Virgen y de San Roque sus oraciones y sus dolores así como las incomodidades propias de la vida.

El presente decreto tiene validez por el tiempo del Jubileo de la Aparición de San Roque. No obstante disposición en contra.

James Francis Card. STAFFORD
Penitenciario Mayor

+ Gianfranco Girotti, O. F. M., Conv.
Ob. Tit. de Meta, Regente

descargar fichero